“La bicicleta de la luz”, una breve crónica ilustrada

Maturana 302, barrio Brasil.

Maturana 302, barrio Brasil.

El semestre pasado escribí esta historia para el ramo de Crónica. Fuimos al Barrio Brasil una noche de viernes a merodear por sus calles, a conversar con la gente, a cazar historias, mientras nuestro profesor nos esperaba bebiendo en un bar. Llegué a regañadientes, después de la pega, pensando que quería estar haciendo cualquier cosa menos eso. Pero el azar me llevó a una puerta que parecía llevar a ningún lado, cuando en realidad fue todo lo contrario.

Tiempo después, hice unas ilustraciones para esta crónica y la presenté como proyecto de memoria de título, que es en lo que estoy trabajando ahora (con otras historias, claro).

Los invito a leer… y a mirar.

Avenida Brasil. Santiago de Chile.

22:12 hrs.

22:12 hrs.

El bullicio de la noche de viernes disminuye de a poco a medida que uno se aleja de Avenida Brasil y se acerca a la plaza de ese barrio típico de Santiago.

Hay un intercambio de ruidos.

El cuchicheo de la mesas es reemplazado por gritos de niños que aún juegan en los columpios, a pesar de que ya son más de las diez de la noche. El repiqueteo de los tenedores y cuchillos contra los platos y entre sí, cambia por el sonido raspado que hacen los zapatos en la arena de la plaza. Mientras por calle Huérfanos, afuera del galpón Víctor Jara, la fila para poder entrar al recinto se alarga media cuadra desde su puerta.

Un ciclista atraviesa la calle como si no existiera nadie más. Pero se detiene de golpe a unos cuantos metros más allá, justo en la esquina de Huérfanos con Maturana. Un hombre joven, vestido completamente de negro y apoyado en el marco de una puerta, lo saluda y se acerca a él.

Aquí lo importante no es ni el ciclista ni el hombre de negro.

Aquí lo importante no es ni el ciclista ni el hombre de negro.

Aquí lo importante es la puerta. Porque está abierta, pero…

parece que no dirige a ningún lado.

…parece que no dirige a ningún lado.

En vez de por ventanas, está acompañada de dos pizarras negras que anuncian promociones especiales. Y arriba de ella, con letras de neón, dice “La Bolañera”. Al fondo, a tres pasos del umbral, hay un bonito árbol de colores pintado en una pared que pareciera marcar un final abrupto.

Pero alguien emerge del suelo. O así aparenta ser. Y ahí es cuando uno se da cuenta que la puerta realmente se abre hacia una escalera.

Una por la cual ahora sube una linda jovencita.

Una por la cual ahora sube una linda jovencita.

Fernanda La Luz (sí, su apellido es La Luz), recibe a los clientes de su local con sus grandes ojos verdes y les da la bienvenida con una voz suave, de esas que dan un escalofrío agradable en la nuca. Las ramas del árbol de colores la acompañan mientras baja la escala al nivel menos uno, el primer piso de su tienda de arriendo y venta de bicicletas vintage.

“Soy del sur”, cuenta Fernanda.

“Soy del sur”, cuenta Fernanda.

“De Lautaro, en la novena región. Y estudié Historia en la Universidad de la Frontera, en Temuco”. Y la pregunta surge sola. ¿Qué hace una historiadora sureña con una tienda de bicicletas antiguas en el corazón del barrio Brasil de Santiago? Fernanda dice que se vino por las oportunidades. Porque, como muchos otros provincianos, pensó que en Santiago tendría más posibilidades de encontrar un trabajo relacionado con lo que había estudiado. Pero se equivocó. Y se vio sola en una ciudad desconocida.

“Llegué acá con mi ropa, mis libros y mi bicicleta. Nada más”. Así que hizo lo único que le restaba hacer y se puso a recorrer Santiago… en “cleta”. Y se sumergió en la ciudad. Y conoció personas. Y se hizo de amigas. Buenas amigas. Con una de ellas, de hecho, encontró un denominador común clave: ambas compartían el amor por sus bicicletas.

Así fue que un día cualquiera se les ocurrió asociarse y levantar un negocio. “Con Mariela creemos en la bicicleta como medio de transporte absoluto. Para nosotras es ‘la’ alternativa saludable para el Transantiago. Eso es lo que queremos transmitir”.

Y lo hacen con estilo.

Y lo hacen con estilo.

Mariela Sánchez, una diseñadora de 30 años que estudió en Guadalajara, se encarga de diseñar los cuadros –la estructura metálica- de las bicicletas. “Un estilo holandés que mandamos a hacer a un taller. Exclusivo para nuestros clientes”. También, le agregan accesorios textiles opcionales a  sus “cletas”, como la marca de su negocio, que puede ser removida cuando el cliente así lo decida. Y además, ofrecen un servicio de reparación y mantenimiento. El hombre de negro se llama Marcelo Muñoz y es el mecánico de la tienda.

El lugar está lleno de accesorios hechos por las mismas dueñas, como guantes, gorros, poleras y polerones con diseños reflectantes. “Queremos explotar el estilo ‘hand made’, hecho a mano, así como el reciclaje de las mismas bicicletas. La idea es enseñarles a los clientes que es posible llevar una vida sana en todo sentido”. Quizás por eso varios colgadores de prendas de vestir están hechos con antiguas ruedas o manubrios pintados con extravagantes colores.

Fernanda vive en Ñuñoa. Mariela en Providencia. ¿Por qué su tienda está en medio del barrio Brasil entonces? “El lugar fue escogido estratégicamente. A mí me atrajo la historia del barrio y a Mariela la arquitectura. El barrio Brasil tiene una carga cultural muy importante y, además, es uno de los lugares más bonitos de Santiago para recorrerlo en bicicleta”, asegura Fernanda. “El local  eso sí, lo encontramos de pura suerte”.

Sobre el mesón principal de la tienda, justo al lado del computador y de la máquina de Redcompra, un grueso libro descansa con la portada hacia abajo. “Es ‘2666’, de Bolaño”, aclara Fernanda. “Bolaño es el segundo amor que compartimos con mi socia”.

De ahí el nombre del local ubicado en Maturana 302.

De ahí el nombre del local ubicado en Maturana 302.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: